Baluarte Mano de Tigre

La muralla defensiva terrestre de la ciudad de Panamá tenía 3 baluartes. Dos medios baluartes estaban colocados a las entradas de un foso seco, en sus extremos norte y sur; se conocían como “Barlovento” y “San José”. El tercer baluarte era el “de Jesús”, conocido también como “Mano de Tigre”. Era el baluarte central, más grande y con la clásica forma de punta de diamante.

 

La demolición de las murallas terrestres fue autorizada mediante Ley del 11 de octubre de 1856. El baluarte Mano de Tigre fue comprado por la Compañía del Ferrocarril en 1869. Quedó en pie por muchos años; con el tiempo, se demolió gran parte y por encima se construyó la calle Pedro A. Díaz. Solo la arista frente a la casa Boyacá quedó en pie. Este es el único lugar de la nueva ciudad de Panamá donde se puede visualizar la apariencia original del frente de la muralla de tierra, que tenía entre 6 a 12 metros de altura.

 

Lo que resta del baluarte Mano de Tigre fue declarado Monumento Nacional mediante el decreto No. 537 de 22 de octubre de 1954.

 

Para visitarlo

 

Curiosidades

 

Foto: Alexander Arosemena

Arte frente al baluarte Mano de Tigre. Foto: Maydée Romero. Niños juegan en las ruinas del baluarte, sin percatarse que están poniendo en peligro un monumento nacional. Foto: Noriel Gutiérrez.

Este mapa del arquitecto mexicano Flores Marini muestra el trazado original de la muralla en la nueva ciudad de Panamá.

Reseña histórica
VOLVER • GO BACK

Entrada libre.

El espacio entre La Boyacá, la casa en forma de cuña, y el baluarte Mano de Tigre coincide exactamente con la extensión original del foso seco que protegía la ciudad amurallada. Este foso existía entre la muralla original y su segundo muro de protección, llamado contraescarpa. Este último se puede observar en la pared trasera de La Boyacá.

 

Descargable