Iglesia San José

Reseña histórica

En el siglo XVII el Obispo Fray Agustín de Carvala autorizó la instalación del convento de San José, regentado por la orden de los Agustinos Recoletos. El 15 de abril de 1612 quedó fundado el convento de San José. Ese mismo año se fundó el seminario de San Agustín para la preparación de sacerdotes. La primera piedra de la iglesia se puso en 1612 en una huerta que donó el capitán Lorenzo de Roa cerca de la ciudad de Panamá. Pero la desgracia afligió a la orden; cuando se disponían a inaugurarla, la cúpula de la iglesia se vino a tierra por un defecto de construcción y toda la estructura quedó convertida en ruinas.

 

Los religiosos que la ocupaban se trasladaron a un local alquilado en la vecindad de la ermita de Santa Ana, pero fueron desalojados por las autoridades. Después de fuertes temblores en mayo de 1621, volvieron a instalarse en la misma casa junto a la ciudad de donde habían sido expulsados. La posición de este nuevo monasterio, aunque más cerca que el anterior de la población, pero fuera de ella, lo salvó del incendio de Panamá de 1671 provocado con motivo del asalto y toma de la ciudad por Morgan y sus piratas.

 

Los Agustinos levantaron su nuevo convento e iglesia en la nueva ciudad de Panamá en 1675. En 1832 el Congreso Nacional expidió la ley por la cual se eliminaron los conventos y los agustinos tuvieron que abandonar a Panamá. Solo se quedó en la ciudad un anciano fraile de 60 años, Fray Marcos de San Francisco de Asís, quien falleció el 4 de enero de 1844.

Para preservar la iglesia, se le destinó en 1861 a capilla de Colegio. El convento, en cambio, fue vendido en 1855. El edificio fue adquirido por Pantaleón de la Guardia. Por operaciones comerciales posteriores, el convento fue traspasado a la familia Icaza.

 

Los Agustinos estuvieron fuera de Panamá por 65 años, hasta 1898. Habiendo llegado a Panamá unos frailes desterrados de la orden de San Agustín procedentes de las Islas Filipinas, desterrados, se consiguió que algunos de ellos se quedaran en esta ciudad, a cuyo propósito les estableció en la iglesia de San José para que restablecieran en ella el culto. Para formar su convento, los Agustinos adquirieron por compra de la familia Icaza un pequeño sector de su antigua Casa y remodelaron su templo.

Para visitarla
  • Lunes a domingo de 8 a.m. a 7 p.m.

  • Misa: Domingo: 5:00 p.m.

  • Entrada libre.

El retablo antes de 1915
El retablo antes de 1915

La iglesia fue remodelada completamente a inicios del siglo XX, incluyendo su retablo mayor.

1/3

Foto: Alexander Arosemena.

El hermoso retablo mayor dorado de San José. (Foto: Eric Batista).

VOLVER • GO BACK

Iglesia San José. Archivo de La Prensa.