La Compañía de Jesús

Reseña histórica

La Congregación de los Jesuitas tenía una larga tradición educativa antes de establecerse en la nueva ciudad de Panamá: en 1575 se había enviado del Perú a un Padre y dos Hermanos Coadjutores para la fundación de una casa de la Compañía en Panamá Viejo. Estos religiosos se encargaron de una escuela y de la construcción de la iglesia.

 

Al trasladarse la vieja ciudad, la Congregación operó un colegio con escuela de primeras letras y una clase de latinidad. Su convento original fue destruido en el incendio citadino de 1737. Posteriormente, se construyó una pequeña iglesia (hoy desaparecida) en el patio del claustro.

 

Para 1749 habían levantado gran parte de su sede, que sirvió como local de la Real Pontificia Universidad de San Javier. Esta Universidad –la primera del Istmo– fue fundada el 3 de junio de 1749, mediante real cédula del Rey Fernando VI. Funcionó hasta el 28 de agosto de 1767, cuando se expulsaron a los Jesuitas de Panamá por orden del rey Carlos III. Unos años más tarde, un incendio destruyó el edificio de la Compañía de Jesús, que fue también afectado por un terremoto en el siglo XIX.

La construcción constaba de una iglesia en ruinas y dos largas alas: una hacia avenida A y otra hacia la calle octava. Las dependencias estaban dispuestas alrededor de un patio.

 

  • El ala hacia la avenida A, sede de la universidad jesuítica, tenía originalmente una fachada de 56 metros de largo, que recordaba a la Aduana de Portobelo. Solo se conserva su pared trasera.

  • El ala hacia la calle octava, de 8 lumbres de frente, dos altos y largos balcones, fue residencia de Ramón Vallarino; luego se convirtió en el hotel Washington. Para finales del siglo XIX fue el club Internacional, y en el siglo XX, fue transformada en casa de inquilinato.

  • La iglesia es posterior a 1749, y lo más probable es que no terminara de construirse. Tenía una planta rectangular con una capilla mayor cuadrada. A su torre campanario, esquinera frontal, le falta un cuerpo, que nunca se construyó. Su fachada posee cuatro columnas empotradas de piedra labrada en forma cilíndrica, dos en cada lado. En el siglo XIX, se dividió el templo en ruinas en tres propiedades. La capilla mayor fue transformada en una casa de dos altos, y el espacio de las naves tuvo diversos usos como establos, cobertizos e incluso dos casas, una de ellas apoyada sobre la fachada principal. En 1982 se liberó el conjunto.

1/5

El monumental conjunto del convento e iglesia de la Compañía de Jesús, cuando todavía se apreciaba la entrada al Colegio. (foto Eadweard Muybridge, 1875).

Impactantes imágenes de La Compañía. (Fotos: Eric Batista y archivo de La Prensa).

Drone:  (Alexander Arosemena)

Vídeo: El claustro de la Compañía

Galería de fotos

Foto: Alexander Arosemena.

Para visitarla

Cerrado.

VOLVER • GO BACK