Foto: Eric Batista

En el siglo XIX se construyó un adarve (muro o trinchera) sobre Las Bóvedas. Hoy se le conoce como el paseo Esteban Huertas, en referencia al general colombiano que tuvo un rol importante en la separación de Panamá de Colombia.

 

El paseo es conocido también como el Paseo de los Enamorados por la cantidad de parejas que lo frecuentan. Desde allí, se distingue una espectacular vista, que incluye el colorido edificio del Biomuseo diseñado por el famoso arquitecto Frank Gehry; el puente de las Américas sobre el canal de Panamá; el cerro Ancón, coronado por la bandera panameña más grande del país; y una fabulosa vista de la moderna ciudad.

 

El paseo inicia en la Plaza de Francia subiendo unas escalinatas, que anteriormente eran una rampa, y termina a un costado del antiguo Club Unión. Se distingue un arco en forma de túnel, rodeado de veraneras. (Bougainvillea spectabilis).

 

Recientemente, mientras se hacían los trabajos de construcción del centro cultural de España, se descubrieron ocho bóvedas que reposan en la parte de abajo del paseo. No han sido abiertas a la fecha.

 

 

Reseña histórica

Paseo Esteban Huertas

 

 

Escalinatas de entrada al paseo Esteban Huertas desde Plaza de Francia.

Foto: Alexander Arosemena.

Antigua imagen del paseo. Foto: Archivo de La Prensa.

Para visitarlo

Entrada libre.

“Para juzgar las revoluciones y sus actores es menester observarlos muy de cerca y juzgarlos muy de lejos”.
-Simón Bolívar.
Para leer:
VOLVER • GO BACK

General Juan Esteban Huertas López. Foto: archivo de La Prensa.

  • Nació en Úmbita, Boyacá (Colombia). En su folio de nacimiento del 30 de mayo de 1869 dice en el margen izquierdo, escrito con tinta: “Traidor a la patria. Vendió el istmo de Panamá en 1903. Con el producido de su traición vive holgadamente (sic) en Nueva York”.

  • Sus padres, humildes campesinos, desearon para él la carrera sacerdotal. Pero cuando solo tenía 8 años de edad, escapó de casa para unirse al Ejército.

  • Medía solo metro y medio.

  • Su primer ascenso lo ganó a los 16, cuando pasó de soldado raso a tambor; en 1888 subió a cabo primero, en Barranquilla; dos años después, a sargento segundo; en 1894 a sargento primero y pasó desde entonces a servir al batallón Colombia en Panamá, donde participó activamente en la guerra de los Mil Días. En 1895 fue teniente; en 1897, capitán; en 1900 fue sargento mayor; en el mismo año fue teniente coronel, y en febrero de 1902, llegó a general.

  • En 1900 perdió la mano derecha en un combate en Anchicayá, Cauca, cuando luego de disparar varias veces desde un cañón; este se recalentó y quedó al rojo vivo, debido a lo cual la bala salió por detrás y le destrozó el brazo derecho. Desde entonces lo comenzaron a llamar el “mocho” Huertas.

  • Se asegura que le dieron treinta mil dólares de la época por su colaboración en la separación de Panamá de Colombia. Si bien la Junta Provisional del nuevo Gobierno de Panamá le reconoció sus méritos, al año siguiente lo olvidaron; el general Huertas intentó dar un golpe de estado, que fracasó.

Datos curiosos